FM 105.1 - 25 de Mayo - Buenos Aires - www.fm105.com.ar - Somos másSe suspendió todo el fútbol local en ChivilcoyComienza torneo de tenis en Plaza ItaliaContinuan los controles en el transitoLA MUNICIPALIDAD Y EL INAMU FIRMARON CONVENIO DE COOPERACIÓN Newcom visito SaladilloEl tribunal de penas aplicó varias sancionesABELITO GALLEGOS CAPUTO fue designado para participar en importantes eventos internacionales.Continuan los controles en el transitoSe conoce la identidad de los dos fallecidos en el accidenteEDEN realiza obras en tu barrio

Vecinos serían víctimas de millonaria estafa.

Mayo 15, 2019
El día martes , la ciudad salió de su ritmo habitual, cuando comenzó a circular la versión de la ausencia de una mujer que vivía en calle 202 entre 21 y 22. De acuerdo a las versiones, diversas personas comenzaron a llegar a la morada que habitaba la femenina junto a su pareja y ante el llamado a los mismos, el silencio imperaba en la vivienda. Desde hace unos meses , la pareja junto a otras personas, convocaban a inversionistas a depositar dinero en efectivo, a cambio de altos porcentajes de ganancias diarios, semanales o mensuales. Supo este medio que decenas de vecinos fueron seducidos a apostar por este esquema financiero. Trascendidos indican que varias personas se desprendieron de sus bienes ( motos, autos, et.) para entregar el dinero obtenido, a cambio de elevados intereses. A medida que pasaron las horas, hombres y mujeres se acercaron a la casa de la pareja para pedir explicaciones que nunca obtuvieron; nerviosismo, desesperación, decepción, y varias sensaciones más se vivieron. Un móvil policial estuvo en la zona; luego algunos vecinos radicaron la denuncia en la Comisaría Primera.
En base a testimonios obtenidos y a averiguaciones realizadas, estaríamos ante una estafa piramidal.


Cómo funcionan las estafas piramidales
Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sustente, sino que los “beneficios” de unos “inversores” se pagan directamente con el dinero que “invierten” otros “inversores”.
Es decir, con el dinero de los últimos que entran en el sistema pagan a los primeros que entraron en dicho sistema. Estas empresas no invierten el dinero en las inversiones que dicen hacerlo, simplemente se dedican a dar el dinero de los nuevos a los antigüos “inversores”, quedándose con una parte.
Inicialmente el sistema funciona porque al principio entra poca gente y eso hace que haya más “inversores” nuevos que antigüos, lo que permite que con el dinero de muchos (los nuevos) puedan pagar a unos pocos (los antigüos) el dinero que pusieron más los “beneficios” prometidos. Pero a medida que va creciendo el sistema se acerca su final, ya que llega un momento en el que ya les resulta muy difícil engañar a gente nueva y eso hace que los nuevos no sean “muchos” sino “pocos” en comparación con la gente que tiene que empezar a cobrar en el futuro cercano. Llegado ese momento crítico las personas que montaron el sistema desaparecen para siempre con todo el dinero que esté en esos momentos en su poder y ya nadie más cobra lo prometido.
Algunas características útiles para identificar una estafa piramidal son:

Absolutamente siempre hay gente que cobra lo prometido. Este punto es muy importante porque mucha gente cree que la prueba de no estar ante una estafa es que conocen a alguien que ha cobrado. Si nadie cobrase los estafadores se llevarían poco dinero, sólo el de los primeros que entrasen al sistema. La mejor forma de agrandar la burbuja es pagar lo prometido a los primeros, que se encargarán de contarle a todos sus conocidos la forma tan fácil que han encontrado de ganar grandes cantidades de dinero sin hacer nada. De esa forma la burbuja crece a gran velocidad y aumenta de forma exponencial la cantidad de gente que entrega su dinero a los estafadores. Para los estafadores es muy rentable pagar a los primeros, aumentar la burbuja a la mayor velocidad posible y desaparecer con el dinero de muchos, ya que consiguen hacerse con cantidades muy superiores a las que conseguirían si no pagaran a nadie.

Ofrecen una rentabilidades altísimas, que suponen un gran atractivo a la gente. Si el Banco Santander paga un 5% por sus depósitos poca gente le va a dar el dinero a un desconocido para ganar un 6%, ya que el riesgo no merece la pena. Pero si lo que se ofrece es un 30% mucha gente empieza a echar cuentas de lo que podría ganar sin ningún esfuerzo y cae en la trampa.

Ofrecen rentabilidades seguras: Las rentabilidades altas se pueden conseguir operando en el mercado de divisas, acciones, petróleo, etc. pero nunca se pueden garantizar. Hay inversores o traders muy buenos que pueden ganar un 20%-30%, incluso más, al año, pero ninguno le garantizará que lo va a hacer. Estos traders trabajan para bancos de inversión o fondos de inversión legalmente establecidos a los que se puede acceder a través de bancos o sociedades de valores. Aquellos inversores que quieren confiar en ellos invierten en dichos fondos esperando obtener una alta rentabilidad, pero sin una garatía expresa de que la van a obtener.

Ofrecen un porcentaje del dinero que metan en el sistema aquellos conocidos o amigos a los que consigan convencer las personas que ya están dentro del sistema. Esto también es muy importante. Con eso consiguen varias cosas a cambio de un pequeño coste. Por un lado las personas que ya están en el sistema agobiarán constantemente a todos sus conocidos y amigos para aumentar aún más sus ganancias y aumentar la burbuja con mayor velocidad. Por otro lado es más fácil que la gente pique, ya que mucha gente puede hacer caso al consejo de su familiar o amigo y entrar en la burbuja (especialmente si ese familiar o amigo ya ha cobrado, lo cual consideran prueba irrefutable de que están ante algo serio como he comentado antes), pero esas mismas personas no picarían si la “inversión” se la ofreciera un desconocido en mitad de la calle.

Todo funciona “normalmente” (tal y como se había prometido) hasta el día que los creadores de la burbuja desaparecen y el sistema deja de funcionar por completo. Estos sistemas no se deterioran poco a poco ni dan tiempo de salir mostrando señales de que algo empieza a ir mal. En el momento en el que algún integrante de la burbuja deja de recibir el primer pago los creadores del sistema ya han desaparecido y nadie más volverá a cobrar ninguna cantidad. El sistema ha estallado y ya no hay ninguna posibilidad de recuperar el dinero, salvo denunciar a la policía y esperar que el procedimiento judicial consiga tener éxito.
Es evidente que nunca hay que caer en una estafa de este tipo, aunque como curiosidad hay que citar que en la mayoría de los países hay una estafa piramidal en la que tiene que participar todo el mundo si no quiere acabar siendo embargado y multado por el Estado; las pensiones de la Seguridad Social.
Comentá